¿Cuántos años lleva hacer…?

Dos años: una mina, un caballo (y dos minutos arruinarlo).

Tres años: una tendencia, un policía urbano, un cortador de diamantes, un manager.

Cuatro años: un presidente, una película de Pixar (tres años y medio sólo en la historia).

Cinco años: un abogado, un navegante submarino, un jugador de tenis.

Seis años: un amigo.

Siete años: un navegante, un gaitero, un ranchero, corregir la constitución.

Diez años: convertir a un recién llegado en un local, un encuadernador, un boxeador, un bailarín de ballet, una reputación como escritor en Inglaterra, una esposa, afilar una espada.

Veinte años: un actor, una orquesta sinfónica, éxito de la noche a la mañana, un atleta olímpico, un hombre en tiempos de paz (y sólo veinte segundos de guerra para destruirlo), un sermón.

Treinta años: un CEO.

Cincuenta años: ver si una obra es importante.

Sesenta años: una reputación (y sesenta segundos perderla).

Cien años: un ejército (pero doscientos años una armada naval), una antigüedad, un parque.

Ciento cincuenta años: un pino de boliche.

Mil años: una capa de tierra de una pulgada.

Original aquí.