Superlinear scaling

Los investigadores Luis Bettencourt y Geoffrey West han demostrado que cada que se duplica la población de una ciudad, cada habitante es, en promedio, 15 por ciento más rico, 15 por ciento más productivo, 15 por ciento más innovador y tiene 15 por ciento más probabilidades de ser víctima de delitos violentos, independientemente de la ciudad, la geografía o la década de la que se extraen los datos.

Esta regla del 15 por ciento se cumple también con otras estadísticas; por ejemplo, Bettencourt y West pueden calcular la velocidad media a la que caminan los habitantes de una ciudad anónima con sólo saber su población.

Este fenómeno se conoce como superlinear scaling.

«Cuando los indicadores de una ciudad están por debajo o por encima de estas predicciones —calculadas según su tamaño—, es que se está haciendo algo único y distintivo ahí—bueno o malo.»

La nota completa se puede leer en inglés aquí.