One Moment in Time

Un proyecto irrealizable, que siempre he pensado que debería de poder hacer —yo o alguien—, es la descripción de un minuto de la vida de todos los habitantes de la tierra —y de sus zonas deshabitadas, también. Un mismo minuto simultáneo en todos los husos horarios (supongamos, por ejemplo, que es el minuto que transcurre entre las 10:23 y las 10:24 de la mañana aquí, entre las 8:23 y las 8:24 de la noche en el medio oriente, entre la 1:23 y la 1:24 de la madrugada en Australia, etc.). Más allá de la utopía detrás de la soberbia idea (¿cómo podría la misma persona observar y describir al menos unas mil millones de escenas al mismo tiempo?) y del inconcebible y tal vez inservible resultado, queda la simple, romántica y poco ambiciosa idea de un minuto de documentación general: la antropología y la geografía en sus mínimas expresiones.

Lens, el blog de fotografía del NYT, hizo un pequeñísimo ensayo de esta idea: una fotografía fue tomada en el mismo minuto en centenares de puntos de todo el mundo, capturando a niños jugando en las playas de Oaxaca, niños profundamente dormidos en Mumbai y amaneceres en Honolulú, todo al mismo tiempo; todos ignorando la abrumadora simultaneidad que, sin hacer nada, ayudaban a documentar.

Earth, covered by stacks of thousands of virtual photographs, corresponding in location to where they were taken at one “Moment in Time” (15:00 U.T.C., Sunday, May 2, 2010).