La innecesaria sabiduría del uso del tiempo

El censo del uso del tiempo en los Estados Unidos pidió a miles de residentes (mayores de 15) que recordaran qué hacían en su día promedio, minuto a minuto. Los resultados se clasificaron por género, estatus laboral, raza, edad, nivel de educación, cantidad de hijos, etc. El cruce de las respuestas y las variables arrojó datos que el New York Times nos presenta en una gráfica interactiva fácil de leer. Un retrato de la sociedad norteamericana en 2008.

Así nos enteramos, por ejemplo, que el hombre promedio habla por teléfono cuatro minutos al día mientras que la mujer habla once. Que el hispano duerme más que el negro y que el negro duerme más que el blanco. Que entre más hijos tenga una familia, más tiempo pasa en el auto. Que a las 8.50 de la noche, el 39% de todos los estadounidenses están viendo la televisión o una película. O que la hora en que los desempleados buscan más trabajo es a las diez y media de la mañana. Etcétera.

Carter, Cox, Quealy, Schoenfeld © 2009 The New York Times

Carter, Cox, Quealy, Schoenfeld © 2009 The New York Times

Lo que me interesaría mucho es contrastar estos resultados con los de cada generación, hacia atrás, durante los últimos tres mil años. Ahí sí encontraríamos verdaderas conclusiones.