Maneras de educar

Hay tantas personas conduciendo bicicletas en Copenhague (y supongo que en toda Dinamarca) que se convierte en un espectáculo para alguien que no esté acostumbrado a las bicicletas como medio de transporte masivo. Sobre todo porque los daneses pueden hacer cualquier cosa mientras van en su bici. O eso parece. Yo los vi conducir con una mano y con la otra: a) tomar agua o café, b) sostener una sombrilla abierta por la lluvia, c) usar un celular, etc., además de hacer todas las señales de tránsito de manera simultánea. También vi cómo transportan a los bebés, niños y mercancías en un «carrito» que puede ir adelante o atrás de la bici (si llueve lo tapan con un plástico); hacen que todo esto parezca muy fácil.

No es una ley en Dinamarca llevar el casco cuando se conduce una bicicleta. No parece necesario, pues todos lo hacen con gran educación. La mayoría de los que no usan casco dicen que no se sienten cómodos o que los despeina, incluyendo al alcalde de la capital. Pero hay iniciativas y campañas de publicidad para tratar de que cada vez más personas lo usen. Una de ellas es este video, en donde policías detienen ciclistas, les dan un abrazo y luego les regalan un casco. En ese orden. Pues sí; tratándose de Dinamarca sí lo creo. Aquí pueden verlo. En algunos blogs se especula sobre la veracidad del video; aunque sea falso, la policía lo está usando como pieza de campaña para lograr un objetivo. En YouTube se ha visto 612,000 veces hasta hoy, a seis días de que se publicó; la población de Copenhague es de poco más de un millón.

Sólo para comparar, vean este extraño caso del policía que (con su cuerpo) «atropella» a un ciclista en Times Square, y el caso penal que resultó.