Gracias, virtudes, pecados, desgracias

Erwin Olaf, el fotógrafo holandés de 50 años, explora temas opuestos con una preocupación estética desbordante. Conceptual, experimental, espiritual.

«Rouge», la serie de los futbolistas con detalles femeninos, es extraordinaria, aunque la que más me ha gustado se titula «Laboral Escena», un ensayo de las cercanías y las diferencias entre la fotografía y la pintura, que me hace pensar de nuevo en un tema recurrente en mí: ¿cómo sería ahora el mundo si la fotografía hubiera existido desde antes, mucho antes? ¿Cuándo la pintura representa a la realidad mejor que la fotografía?

Siempre he pensado que la fotografía es a la pintura lo que el cine es al teatro. Algunas pinturas me habían hecho dudar acerca de la veracidad de mi analogía, pero ninguna fotografía lo había hecho—hasta ahora. Ingresar al mundo de Erwin Olaf.

© Erwin Olaf 2009

© Erwin Olaf 2009

Un pensamiento en “Gracias, virtudes, pecados, desgracias

Los comentarios están cerrados.