Del exceso a la modestia

Además de muchas otras cosas, Frances Anderton tiene un programa mensual de radio en Los Ángeles llamado DnA: Design and Architecture. Es un placer escucharla y recorrer con ella la media hora del programa. En la última discusión, titulada Is it Goodbye to Architectural Excess?, escuchamos los puntos de vista de Frank Gehry y de Cameron Sinclair acerca del exceso y la modestia, de la relevancia, de cuál es verdaderamente la función del arquitecto y de la arquitectura, y cómo esta noción ha cambiado en la última década con la introducción del diseño digital. Que los edificios sean iconos u objetos de arte —y que cada ciudad pudiera tener uno— les parece a muchos una buena idea, pero hay mucho más detrás de ello que sólo las variables estéticas o urbanas.

Aquí se pueden escuchar todos los programas anteriores de DnA: Design and Architecture, en la KCRW.

Un pensamiento en “Del exceso a la modestia

  1. El exceso o la modestia, creo, no es algo que deba tratarse desde la arquitectura, pues la arquitectura existe por sí misma; los conceptos de exceso o modestia son ajenos a la creación de espacios, por lo menos así me gustaría que fueran. Más que con Gehry o Sinclair, me quedo con las preocupaciones y motivos de Peter Zumthor: la arquitectura como entorno, una arquitectura que se recuerde inconscientemente, como una imagen, como un tinte, como un tono. Una arquitectura sutil y ligera que pueda ser tan ignorable como interesante. Una atmósfera.

Los comentarios están cerrados.